Al suministro de los sistemas rusos S-300 a Siria, también se le han sumado ensayos del caza F-35 que forman ahora parte del gran cambio de fuerzas Oriente Medio, ha asegurado el experto Serguéi Ilín en un artículo para los medios.

Ilín ha aseverado que todos los especialistas menospreciado en sus análisis a los sistemas antiaéreos rusos S-300: algunos decían que “estos equipos eran débiles y no tan modernos”, mientras que otros también aseguraban que “estarían ciegos” ante un F-35. Sin embargo, tras una corta pausa, los especialistas en Washington empezaron tener dudas: ¿es tan ideal el F-35?

“Parece que las ambiciones y la seguridad del productor estadounidense —Lockheed Martin- y las de sus contratistas —el Pentágono e Israel- se están desvaneciendo como una neblina mañanera. De lo contrario nadie habría pensado realizar unos caros ensayos adicionales de este aparato”, aseguró.

Un cambio que no favorece ni a EEUU ni a Israel

Un punto que vale la pena destacar es que el F- 35 fue creado con el propósito de poner resistencia a los S-300. Ademas, Estados Unidos contaba con acceso a varios componentes del sistema ruso por medio de otras naciones.

“Su mala suerte radica en que tuvo acceso a las versiones más viejas. Un S-300 modernizado tiene tecnologías novedosas que cambiaron radicalmente la eficacia de todo el sistema”, recalca.

“Hacer un ‘bluff’ con la idea que la defensa antiaérea siria puede ser aniquilada rápidamente y sin obstáculos es cada vez más difícil”, concluye el experto y agrega que por esta razón tanto EEUU como Israel “a partir de ahora van a tomar más en cuenta la postura de Moscú”.

¿Quieres recibir cada día las últimas noticias?

Introduce tu dirección de correo:


Powered by FeedPress

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here