Las tensiones de Estados Unidos han impulsado recientemente a Turquía a reforzar los lazos con Rusia, esto sin descuidar o abandonar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ha declarado a los medios Hasan Oktay, el director del Centro de Estudios Estratégicos Kafkassam.

“Turquía ya ha alcanzado la madurez lo que le permite tomar la iniciativa y definir su lugar en la crisis entre Estados Unidos y Rusia. La guerra fría terminó. Así que la crisis que viven las relaciones turco-estadounidenses en los últimos días no le hará bajar la cabeza. Turquía llevará las buenas relaciones con Rusia a un nivel más alto, lo que no implica un cambio de bloque, no quiere decir que Turquía salga de la OTAN y entre en la OCS”, dijo.

El director también ha asegurado que luego de haber terminado la guerra fría en Turquía se vio “atascada” entre Rusia y los Estados Unidos, que tienes con principal objetivo mantener a Ankara en su misma orbita.

La OTAN se enfrenta por primera vez a una crisis

“La crisis siria lo confirmó una vez más, anteriormente Turquía se orientaba más hacia EEUU pero a medida del desarrollo de la situación en Siria, revisó su posición y realiza allí su propia política, a la vez mejoró sus relaciones con Rusia y sigue desarrollándolas”, remarcó.

Ha explicado el experto en política que la Organización del Tratado del Atlántico Norte, se enfrento por primera vez a una crisis parecida en las relaciones entre Estados Unidos y otra nación integrante de la alianza.

“Alemania e Italia ya declararon que la UE podría apoyar a Turquía, y ahora, al parecer, EEUU estará solo con su política (hacia Ankara)”, señaló.

¿Quieres recibir cada día las últimas noticias?

Introduce tu dirección de correo:


Powered by FeedPress

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here