El ex jefe del pentágono William Perry ha afirmado a los medio de comunicación que la guerra fría sostenida entre los Estados Unidos y Rusia pudiera convertirse hasta en una guerra nuclear. “Estamos comenzando una nueva Guerra Fría y el peor resultado posible podría ser una guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia” ha dicho William Perry ex secretario del departamento de defensa de EEUU (el pentágono).

El ex secretario estadounidense ha participado su preocupación al Foro Internacional de Luxemburgo para la prevención de Catástrofes Nucleares, por la tensión actual que mantienen las naciones de Rusia y Estados Unidos. De hecho Perry ha comparado esta relación de ambas naciones diciendo que “Es totalmente comparable con los días oscuros de la Guerra Fría”, ha agregado el exjefe del pentágono.

Según Perry ¿Qué ha intensificado la tensión entre Rusia y EEUU?

Según explica el ex secretario, una de las principales y relativamente reciente razón que ha incrementado tal tensión entre Rusia y EEUU es la expansión de la organización del tratado del atlántico norte (según sus siglas OTAN) en el continente europeo, aunado a esto también los Estados Unidos ha desplegado sistemas antimisiles, actos que Moscú ha repudiado en su totalidad.

Esta actitud por parte de Rusia no es nueva porque, como recuerda William Perry, Rusia también se oponía a este tipo de maniobras cuando el mismo estaba al frente del pentágono en los años de 1993 a 1997, bajo el primer periodo presidencial de Bill Clinton.

Los avances tecnológicos así como la intolerancia entre las naciones hacen que la posibilidad de una guerra nuclear sea un peligro latente, cada vez más nocivo para el mundo en general. De hecho explica William Perry que otro escenario peligroso propuesto por EEUU que sin duda afectaría a varias naciones es “un posible conflicto nuclear con Corea del Norte, que a su vez involucre a los aliados de ambas naciones incluyendo a quien sería uno de los mayores afectados por el conflicto Corea del Sur, conflicto que se detonaría en cualquier momento y sería la respuesta a las desenfrenadas provocaciones de ambas naciones que avivan la tensión cada vez más.