herencia de la URSS

Ucrania heredó después de la caída de la Unión Soviética miles de equipos militares, incluyendo hasta bombarderos. Sin embargo, al pasar los años dicho armamento se vuelve anticuado y surge la necesidad modernizarlo.

Para realizar ciertas  reparaciones es imprescindible ciertas piezas de repuesto, aunado al hecho de que el mantenimiento del armamento que posee Ucrania sin piezas de repuesto rusas se está haciendo imposible según Román Gusárov, especialista en aviación que dijo: “Lo tendrían mucho más fácil comprando equipos o nuevos aviones rusos, pero Ucrania no se lo puede permitir”.

Aunque el país puede producir ciertos elementos, gracias a varias empresas capacitadas en el territorio, igualmente les es imposible producir partes como motores de avión. Por lo cual, gran parte de sus armas está acabando su vida en la reserva, explicó un periodista ruso.

Una renovación a la altura de la OTAN

bombardero su-24

Ucrania está trabajando en rennovar sus bombarderos Su-24 a los estándares de la OTAN, los cuales se llamarán Su-24MR, y la gran parte de sus modificaciones se relacionan con el equipamiento radioelectrónico de los aviones, incluso se espera que tenga funciones de reconocimiento.

Pese al entusiasmo de los técnicos ucranianos, algunos especialistas militares dudan que estos equipos sean parte del sistema de la OTAN.

El principal obstáculo será la aprobación por parte de la jefatura de la alianza, “Al proporcionar este sistema, la OTAN estaría revelando parte de sus secretos, pues dicho sistema es muy importante para las fuerzas de defensa antiaérea durante un conflicto militar”, señaló Vladímir Popov, piloto y doctor en ciencias técnicas.

¿Quieres recibir cada día las últimas noticias?

Introduce tu dirección de correo:


Powered by FeedPress

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here