Calificanos

El congreso de USA ha tenido la renuente intención de prohibir la puesta en servicio del segundo portaviones de la clase Gerald R. Ford si no se da solución definitivamente al problema del lanzamiento de los cazas F-35C, ha informado el diario The Drive.

El Comité para las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes ha incluido esta disposición en el proyecto de ley de política de defensa para el próximo año 2020.

El buque en cuestión se está construyendo en el astillero de Newport News en Virginia. Ya cuenta con la instalación de una superestructura de 588 toneladas, lo que marca una disponibilidad del 90% del barco. Se prevé que el portaviones denominado John F. Kennedy, con número de cola CVN-79, se bote antes de fin de año y se entregue a la flota en 2024.

Los portaviones han resultado incompatibles con los F-35

Los portaviones han resultado ser incompatible no obstante con los cazas estadounidenses F-35. Los problemas están probablemente ligados al sistema de lanzamiento electromagnético (EMALS, por sus siglas en inglés) y el avanzado sistema de detención (AAG,  por sus siglas en inglés) con los que están equipados los portaviones de nuevo tipo, escribe el medio.

En los primeros meses del año en curso, solo los cazas F / A-18 Super Hornet y los aviones de guerra electrónica EA-18G Growler han logrado despegar de la cubierta del Gerald Ford, pero con restricciones de combustible y armamento.

Mientras tanto, según el medio, no está claro cuándo espera la Marina de EEUU comenzar a habilitar los portaviones de esa clase para el F-35C. En 2014, la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO, por sus siglas en inglés), un organismo de control del Congreso, advirtió que la clase Ford no tendría la capacidad de llevar los F-35 hasta 2027 como muy pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here