La importancia de una buena traducción

Hoy en día se puede contar con profesionales de la traducción legal jurídica o de traducciones simples online. Hablamos de la plataforma que cuenta con un mayor grado de satisfacción por parte de sus clientes.

Internet es el mayor proveedor de servicios del mundo. Desde su implantación, empresas y usuarios pueden llevar a cabo a través suyo muchas tareas profesionales que antes exigían mucho tiempo.

En la red son los mismos clientes los que opinan sobre los servicios, algo que facilita poder escogerlos con rigor. Entre los traductores online que cuentan con un mayor grado de satisfacción por parte de sus usuarios está Protranslate.net. El traductor legal – jurídico – Protanslate.net se encarga de traducir documentos legales jurídicos a más de 60 idiomas, en un momento en que la sociedad vive inmersa en la globalización y necesita más que nunca profesionales que puedan acreditar el contenido de sus traducciones para dar legalidad a documentos oficiales o privados.

El uso de la plataforma es muy sencillo ya que cuenta con pestañas donde localizar el idioma de partida y el idioma en el que ha de ser traducido. Basta con subir el documento a la plataforma para que se traduzca pudiendo saber en todo momento del día y de la noche en que parte del proceso se encuentra la traducción. Nunca había sido tan fácil traducir un texto y darle carácter legal, pero la empresa también realiza traducciones simples.

Los traductores jurados dan carácter legal a los documentos traducidos

Los traductores jurados son unos agentes indispensables en la sociedad que tienden puentes entre países, entre culturas. Las traducciones juradas deben ir siempre selladas  y firmadas por el traductor, que es quien les da carácter legal en base a la acreditación otorgada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de cada país para ello.

Se trata de profesionales que hacen su trabajo a través de agencias de traducción de modo autónomo, que no son funcionarios públicos. El título que poseen es el que les otorga la idoneidad de sus tareas, y para ello deben de tener una Licenciatura en Traducción e Interpretación así como haber superado las pruebas de exámenes del idioma correspondiente.

Gracias a estas acreditaciones se consigue que las traducciones efectuadas por estos profesionales tengan valor legal, ya se trate de títulos universitarios, partidas de nacimiento o informes médicos o jurídicos.

Un buen proyecto empresarial mal traducido pierde todo su valor

Las empresas cada vez deben de traducir documentos a más idiomas, y para ello deben de contar con buenos servicios profesionales de traducción. Nunca como hoy en día se han traducido más documentos a más idiomas, siendo los más traducidos del mundo el inglés, el chino y el español. Estas tres siguen siendo las lenguas que dominan las finanzas y el comercio, si bien también se usa el francés y el alemán. En España el árabe es un idioma que está muy demandado, así como el pakistaní, ya que cada país traduce en función de las personas que viven en este.

Poder hacerlo online y contando con el asesoramiento de un experto con el que se puede hablar por chat o por teléfono -cómo ocurre si se trabaja con plataformas como la  mencionada- ofrece mayor seguridad a los usuarios, y esto es lo que recalcan al valorar la empresa, así como la efectividad y haber recibido la traducción en los plazos convenidos.

Un buen proyecto empresarial, ya se trate de un catálogo o de un estudio de producto puede ser de gran calidad pero si está mal traducido pierde todo su valor. Basta con que haya una falta ortográfica para que la persona que  lo reciba desconfíe del contenido, ya que en toda literatura la forma importa y mucho. Por eso, se hace imprescindible contar con profesionales de la traducción, los únicos capaces de garantizar la calidad de la misma, de tender sólidos puentes interculturales que van a lograr que se pueda vender más, y expandir con éxito productos y servicios.