drogas sistema vial españa

El problema que acarrean las drogas ataca en la actualidad a cualquier estrato sin distinción. Es una situación global que ha traído consigo toda una armada de procesos para combatirlo, sin embargo, continúa estando un paso por delante de las autoridades y aunque se han hecho grandes avances en cuanto al control de estupefacientes, aún hay un largo camino por recorrer.

España no es libre de esta situación. El tráfico de drogas en el país europeo ha llegado incluso al sector del transporte. A pesar de la responsabilidad que conlleva estar al mando de un vehículo, los transportistas no se detienen de consumir estupefacientes durante las horas en la vía.

Cifras alarmantes

La Dirección General de Tráfico ha recaudado cifras preocupantes durante las diferentes jornadas de detección de drogas aplicadas en varias áreas del país. Casi un 30% de los vehículos autorizados para transporte han sido detenidos o sancionados por denuncias relacionadas con drogas y alcohol.

Más de la mitad de los vehículos sancionados son de carga pesada, como camiones y autobuses. Se han encontrado conductores bajo la influencia de variados tipos de drogas tales como cocaína y cannabis; de la misma manera la gran mayoría de ellos se encontraba igualmente bajo la influencia de grados de alcohol muy superior a los permitidos.

Excesos en la vía

Así como se han descubiertos alarmantes casos de consumo de drogas durante el servicio de transporte, otros tipos de irregularidades también han saltado las alarmas de las autoridades. Entre ellas se encuentra la desproporción en los límites de los tiempos de conducción autorizados.

Los conductores españoles solo pueden mantenerse tras el volante durante nueve (9) horas consecutivas diarias, o aproximadamente cincuenta y seis (56) horas semanales. Sin embargo, se han realizado más de trescientas sanciones con respecto a esta situación tan solo en el último mes.

Situación de riesgo entre los transportistas

Así mismo se presentan problemas entre los transportistas tales como fallas en la documentación del conductor y los vehículos, permisos vencidos y manipulación de los tacógrafos medidores para reducir así los tiempos conducidos.

Las irregularidades en el sistema de tráfico han alcanzado inclusive áreas tan delicadas como lo son los autobuses escolares, en los cuales se han descubierto igualmente conductores bajo la influencia de drogas y anormalidades en la documentación correspondiente.

¿Quieres recibir cada día las últimas noticias?

Introduce tu dirección de correo:


Powered by FeedPress

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here