Corbetas Rusas

Las modernas corbetas rusas del proyecto 20380 serán otorgadas con un sistema informático de combate llamado Sigma 20385, con la capacidad de controlar el buque en su totalidad de una manera absolutamente autónoma. El sistema estará a cargo de todas las funciones de la nave partiendo de la detección de un blanco hasta su eliminación.

Sigma es un tipo de centro de mando diseñado alrededor de un servidor central que recopila todos los flujos de datos de la nave y los sistemas del control de armas ruso.

Se le conoce como el cerebro electrónico del buque, puede tomar decisiones referentes al uso de armamento antiaéreo, antisubmarino y antibuque. Además, de integrarse con otros buques y agrupaciones navales enteras.

Este sistema inteligente permite que la tripulación, siempre presente en el centro de mando, participe en la toma de decisiones o solo vigile el proceso automático.

Aumento de la eficacia bélica mediante armamento robótico

Corbetas Rusas Modernas

Por el estado actual de la industria naval militar de Rusia, es lógica la decisión de inclinarse por el aumento de la eficacia bélica a través del armamento robótico.

La Armada rusa requiere buques de superficie modernos y al mismo tiempo tenemos obstáculos objetivos a la hora de crear embarcaciones grandes, como fragatas y destructores. Mientras que las corbetas las podemos fabricar bastante rápidamente. Y mejor recibir dos corbetas aptas para el combate hoy, que una fragata en una fecha indeterminada“, explicó Prójor Tebin del Consejo ruso para Asuntos Internacionales.

El sistema Sigma 20385 ha sido finalizado acto seguido al inicio de la producción en serie de los buques del proyecto 20380 —del que forma parte la corbeta Sovershenni—, de manera que lo poseerán las cuatro corbetas que se encuentran en fase de construcción.

¿Quieres recibir cada día las últimas noticias?

Introduce tu dirección de correo:


Powered by FeedPress

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here