Si los Estados Unidos sostienen su presencia militar en Siria, las tensiones en Oriente próximo se van a agravar, ha declarado Ibrahim Kalin, portavoz de la presidencia de Turquía.   

“Sabemos que EEUU quiere quedarse políticamente en Siria, y entendemos que ello agravará las tensiones en la región”, dijo.

Desde marzo del año 2011, Siria ha vivido bajo un conflicto armado en el que las tropas del gobierno combaten contra grupos armados de la oposición, así como organizaciones terroristas.

Los Estados Unidos  siendo líderes del movimiento internacional contra el terrorismo, desde el año 2014,  envían ataque aéreo contra los terroristas en Siria, sin el consentimiento de las autoridades de la nación árabe.

Cuenta con una base militar  que se encuentra en la ciudad sureña de Al Tanaf donde, según insiste, entrena a “las fuerzas aliadas” de la oposición armada a luchar contra los terroristas.

Tanto Rusia como Irán han escogido apoyar a Siria en el conflicto con los bandos terroristas  

Aunado a esto, coopera en la lucha antiyihadista con las milicias kurdas Unidades de Protección Popular (YPG), lo que ha causado el descontento de Turquía que las vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), terrorista para Ankara.

En contra de la presencia estadounidense en Siria también se pronuncian Rusia e Irán, que apoyan en el conflicto al Gobierno sirio. Lejos se puede ver la recuperación de Siria, en especial por la constante presión y presencia americana que ejerce vez tras vez los Estados Unidos en la nación árabe.

¿Quieres recibir cada día las últimas noticias?

Introduce tu dirección de correo:


Powered by FeedPress

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here